destacada_chicenitza

Inicio ruta México. Playa del Carmen y Chichen Itzá

Empezamos nuestra ruta por el sur de México, en Playa del Carmen. Llegamos procedentes de Barcelona, vía escala en Miami, al aeropuerto de Cancún. Nos vienen a recoger nuestros anfitriones en Playa: Robert, Jona y Cristina. La llegada es de noche, bajo una intensa lluvia que llevaba varios días azotando la Riviera Maya, pero nos olvidamos por completo de ella entre chupitos de tequila y los abrazos de unos amigos que hacía ya dos años que no veíamos. Ya llegamos wey! 😀

Al tener varias semanas por delante, decidimos pasar los primeros días en plan relax, disfrutando de nuestros amigos y conociendo tranquilamente Playa del Carmen y alrededores. Es una auténtica suerte llegar a un país por primera vez y que unos amigos te puedan enseñar los sitios con encanto y poco turísticos del lugar, o trucos para el regateo o los mejores puestos de tacos.

Portal Maya en Playa del Carmen

Portal Maya en Playa del Carmen
Con nuestros anfitriones Rober y Jona

Con nuestros anfitriones Rober y Jona por Playacar
Carpe Diem en Akumal

Carpe Diem en Akumal
Al rico coco en Lido Bar, Playa del Carmen

Al rico coco en Lido Bar, Playa del Carmen
Tortugas en Akumal

Tortugas en Akumal

Tras unos días de Carpe Díem en el Caribe, alquilamos un coche para empezar la ruta por el sur de México, que nos llevaría hasta Chiapas. Nos decidimos por la compañía de alquiler México Car Rental, queríamos una compañía local, para que el precio fuera lo más ajustado a la realidad del pais, y fue un acierto total. El vehículo, un Hyundai 5 puertas, transmisión automática y AC, precio por día con seguro a terceros incluido, 418 pesos -> 23,64$.

Nuestro carro mexicano

Nuestro carro mexicano, matrícula Quintana Roo!

Respecto al seguro a terceros, te intentan engatusar para hacértelo a todo riesgo, metiéndote miedo, de que te pueden robar, hacer una rayada, etc… pero ahí es cuando te sube mucho el precio, casi el doble. Es una práctica bastante habitual en las zonas más turísticas de México, aprovecharse del desconocimiento que tiene el turista y la mala fama de peligro del país, para cobrarte extras por todo. Desconfiad de eso, os ahorraréis mucho dinero. Se puede visitar México por libre sin ningún tipo de peligro, eso sí, siempre con conocimiento de las zonas dónde nos vamos a meter, como en cualquier lugar del mundo, vamos.

Sólo un par de consejos más para moverte en coche por México. Sí, existen las mordidas de la policía, policía local, para ser más exactos. Aprovechan cualquier control de tráfico para acusarte falsamente de una infracción y cobrarte algo por retirarte la multa, todo tras un previo teatro de poli malo y bueno. No hay que facilitarles demasiada información, porque lo que hacen es calcular según que les cuentes, que te pueden sacar, y llevar poco efectivo encima, por si al final les tienes que pagar, que no sean muchos pesos.
Asimismo, cuando vayáis a repostar gasolina, aseguraos de que el contador está a cero. Es habitual que te vayan a llenar el depósito con el contador ya empezado, con lo que te pondrán menos gasolina y te cobraran lo mismo.

Volvamos a nuestra ruta, pero consideraba interesante explicar estos datos referentes al coche. Salimos a primera hora de Playa del Carmen dirección a Chichen Itzá, sin duda, uno de los puntos más destacados y que más ganas teníamos de conocer. Hay que tener en cuenta, que es de los lugares más turísticos de México, así que es recomendable llegar pronto para evitar riadas de turistas, y también, horas de pleno sol. Por suerte, cogimos un día medio nublado, y la calor se pudo aguantar bien, no tanto la humedad.

Colectivos de Quintana Roo

Colectivos de Quintana Roo

Chichén Itzá es la ciudad maya más famosa del mundo, ubicada en el estado de Yucatán, a 44km de la ciudad de Valladolid, y a 180km de Playa el Carmen, nuestro punto de salida. La tarifa de entrada a la Zona Arqueológica de Chichen Itza, es de 65 pesos, más una tasa para los extranjeros, de 168 pesos. El horario de visita es de lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas. (Cierre de taquillas y accesos a las 16:00 horas, cierre de accesos lejanos al interior del sitio 16:30).

Una vez llegamos, dejamos el coche en el parking que hay en la entrada del recinto, y al ser pronto, no había casi cola en taquillas. Al lado de taquillas, compramos un par de botellas de agua, pues aunque el día estaba nublado, la humedad era fuerte. Es importante ir hidratándose y llevar también la cabeza protegida con un gorro, para evitar males innecesarios. Con la pulserita de la entrada en la muñeca y la cámara colgando del cuello, ya estábamos preparados para ver una de las 7 maravillas del mundo moderno.

Chichen Itzá fue una ciudad sagrada que en lenguaje maya significa “Boca del pozo de Itza”. Fue fundada por los mayas entre los años 325dc y 550dc, y alrededor del año 800dc, los toltecas invadieron la zona, provocando la fusión de las dos culturas, y así surgió el culto por Kukulcán, la serpiente emplumada que entre toltecas y aztecas llevaba el nombre de Quetzalcóatl. De entre todas las construcciones que se pueden visitar, la mayoría están sepultadas, y unas 30 siguen en pie, pero la mayoría no en muy buen estado, las más destacadas y espectaculares son la Pirámide de Kukulcán y el Juego de la Pelota.

La Pirámide de Kukulcán es la construcción maya más famosa del mundo. Tiene como base un cuadrado y con nueve pisos, se eleva aproximadamente a 60m del suelo. Fue construida con propósitos astronómicos y durante los equinoccios de primavera y otoño, se puede apreciar el descenso del dios Kukulcán, la serpiente emplumada. Alrededor de las 3:00pm la luz del sol forma una sombra en la escalera principal de la pirámide originando que se formen siete triángulos imitando el cuerpo de esta serpiente descendiendo de la pirámide. Impresiona ver como tantos siglos atrás, esta cultura tenía tal conocimiento astronómico. La acústica también es un factor que destaca de la pirámide, y la aprovechaban para asustar a jaguares y otros depredadores que podían rondar la zona. La pirámide es impresionante, su belleza, su estado de conservación tras tantos años… La pirámide de Chichen Itzá, sin duda, estaba en mi lista de cosas pendientes por ver en la vida… Objetivo cumplido!

Pirámide de Kukulcán

Pirámide de Kukulcán
Relieves de calaveras y la pirámide de Chichen Itzá

Relieves de calaveras y la pirámide de Chichen Itzá
Escalera con cabezas de la serpiente emplumada

Escalera con cabezas de la serpiente emplumada

El juego de la pelota de Chichen Itzá, es la mayor cancha que se construyó en la cultura maya, con 96,5 metros de largo por 30 metros de ancho. Es una estructura que en su conjunto se compone de cuatro construcciones que dan forma al característico patio en forma de doble “T”. Y en qué consiste el juego de la pelota, que tanto escuchamos hablar en la cultura maya? El juego de pelota simboliza la lucha entre la luz y el inframundo. Los integrantes del equipo de la luz golpean la pelota buscando efectuar jugadas que sean imposibles de responder por el equipo contrario, y con ello lograr el triunfo de la luz y el nacimiento del Sol, mientras que el otro equipo buscará el predominio de la oscuridad. Una vez algún jugador falla un movimiento, finaliza el juego y se celebra la ceremonia final, delante de todos los espectadores, el jugador será decapitado y con su sacrificio se buscará el conjuro del fin del Sol y de la destrucción del universo. (Fuente México desconocido).

El juego de la pelota

El juego de la pelota
Esplanada del juego de la pelota

Esplanada del juego de la pelota
Pirámide de Kukulcan vista desde la esplanada del juego de la pelota

Pirámide de Kukulcán vista desde la esplanada del juego de la pelota
Família de iguanas típicas en Yucatán

Família de iguanas típicas en Yucatán

Destacan también otras dos construcciones, El Cenote Sagrado, a pocos metros de la pirámide de Kukulcán, que se utilizaba para ceremonias religiosas en honor a Chaac, dios de la lluvia, que se decía moraba bajo las aguas del cenote, y a quien también arrojaban ofrendas. El observatorio, donde los antiguos sacerdotes mayas, pasaban las noches estudiando el movimiento de los astros, lo que les permitía conocer el designio de los dioses.

Cansados pero con una gran sonrisa pintada en la cara, dimos fin a nuestra visita a la Zona Arqueólogica de Chichen Itzá, uno de los principales atractivos en la ruta que habíamos preparado. No nos defraudó en absoluto, con razón es una de las 7 maravillas del mundo.

chichen itza, objetivo cumplido

Chichen Itzá, objetivo cumplido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial